miércoles, noviembre 10, 2010

Caso de ética

Supongamos una universidad. Y supongamos una señora que trabaja en una de las cafeterías. La señora va para la universidad por la mañana cavilando como siempre, pensando guevonadas, aunque claro, como autor prefiero no decir en que guevonadas está pensando, ésto para no ser condescendiente con mis lectores, y además si digo en que va pensando inevitablemente no falta quien crea que ese es mi dialogo interno, no el de mis personajes, a mi nadie me toma en serio cuando creo personajes con mucha riqueza interior.

Pues bueno, sigo con el ritmo frenético de mi narración. La señora entra a la universidad, y apenas al entrar, 300 metros antes de llegar a su cafetería se encuentra $20,000. Se los encuentra lejos de su puesto de trabajo, mira a todos lados y no hay nadie por ahí estorbando a sus necesidades y a su fortuna, es que ella de verdad busca al posible dueño y no ve a nadie, pura desolación, definitivamente es una señal y los 20,000 la estaban esperando a ella.

La señora se pone muy contenta, es que hijueputa esa es la felicidad, o debe serlo, uno encontrarse $20,000 en la calle. La señora pasa una jornada feliz, nada la atormenta ni la molesta, sus compañeros no saben por qué, pero ella está risueña atendiendo a la gente, en la cafetería creen que está muy enamorada, algunos empiezan a imaginarse cosas de su vida sexual, incluso uno de los trabajadores se pone un poquito triste y con gesto de añoranza, porque le parece que ella está muy buena y las cosas no han estado fáciles para el, se la empieza a imaginar y es ahí sirviendo tintos cavilando el también, como ella cavilaba por la mañana. El caso es que ella está radiante y no es para menos, ella está tan radiante como puede estarlo alguien que se encuentra toda esa plata en la calle. Por decirlo de alguna manera: a ella se le materializo la idea del paraíso, y en vida, que es algo que uno con su visión de corto plazo agradece mucho.

Pero llega la tragedia seis horas más tarde, es que como dice la canción "pero esa nube nunca se va", y la tragedia llega en forma de un muchacho desesperado y preocupado, alguien que cualquiera describiría como "un muchacho que estaba como en una búsqueda desesperada", un man con cara de mala suerte y muchos problemas llega a la cafetería y le pregunta precisamente a ella sin ninguna fe "oí, ¿de puro milagro nadie ha traído un billete de 20,000 que se me perdió?".

sábado, octubre 09, 2010

El adulto y la cafetería

Un parcero al que las cosas en realidad casi nunca le salen bien tuvo una cafetería, después de cagarla mil veces hasta los 30 años y ya con la cabeza asentada y decidido abrió su negocio con ilusión "es mi ultima oportunidad pero todos los que se rieron de mi se tragaran sus palabras, lo juro, van a ver". Pero ya con la cafetería en funcionamiento solamente había problemas, muchos y de todo tipo: bultos de papas que subían de precio, fogones que se dañaban, trabajadoras que no entendían de que se trataba todo aquello y que definitivamente no estaban allá en busca de construir el almuerzo ejecutivo perfecto. Todo eran problemas y problemas.

Un día, por ejemplo, la olla pitadora botó la tapa y le daño el techo y el me contó como fue una odisea defender su cafetería de la lluvia inclemente en el centro de Medellín "pusimos bolsas para que eso no se inundara", mientras el me contaba yo podía imaginar, la lucha, las tempestades, los fogones. Y así, el parcero cuando nos veíamos me actualizaba de sus peleas contra este mundo para poder alimentar a la clientela.

Siempre que yo lo oía me acordaba del viejo y el mar, el en lugar de luchar con tiburones estaba luchando contra el mundo todo, ya que a nuestro parecer éste insiste en oponerse a que uno logre una buena cocción de los alimentos. El mundo (la vida) visto como oposición a todos los que sueñan con sancochos que se vendan muy bien dejando una rentabilidad adecuada para socios, trabajadores y clientes.

Pasa que, usando las palabra de Ruben Mendoza, "yo también tengo mucha tendencia a cagarla". Pero hoy he estado pensando que donde yo veo mundos conspirando contra el calor en la olla lo que hay en realidad es simple mediocridad e ineptitud, no deja de ser otra posibilidad, que tal vez yo debería leer es a los escritores que creen en la planeación estratégica con los indicadores en un tablero. En fin, no sé, es que obviamente que como dicen por ahí "yo tampoco sé muy bien de que se trata todo esto"

sábado, septiembre 18, 2010

Proyecto de vida otra vez

El otro día una comentarista del Valle del Cauca contó acá en este blo que hay clases de proyecto de vida para enseñarle a los alumnos a que construyan el de cada uno. Voy a poner el mío por milésima vez. Uno de mis pasatiempos es hacer mi proyecto de vida, hasta el cansancio. Acerca de los señores y señoras que escriben poesía no muy buena, el escritor Dario Jaramillo dice que esta bien que las escriban pero que por favor no se las lean a él, lo mismo se puede decir de mí "está muy bien que haga su proyecto de vida, pero no lo escriba tanto públicamente". Pero acá está en todo caso, actualizado al día de hoy.

1. Enseñarle cosas a mi hija, un tiempo antes de que mi hija naciera yo quería enseñarle geografía para decirle donde estaba parada, que ella vea un mapa y diga "mirá Africa" o "mirá ese valle", pero yo no sé geografía y ya vi que si espero a aprender entonces no le voy a enseñar nada, por eso decidí que le voy a enseñar otras cosas, todavía no sé cuales. (quiero enseñarle tanto cosas prácticas como enseñanzas filosóficas tipo Kung Fu)

2. Trabajar juicioso.

3. Aprender cosas de varios temas que tengo pendientes desde hace 12 años, creo que una de las cosas que más me gusta en la vida es aprender, aunque parafraseando a Galactus tengo que confesar que la actividad que más hago en mi vida es dar F5 en tuiter, pero tal vez por exceso de amor propio yo todavía creo que presionar F5 todo el día no es mi vocación verdadera.

4. Emborracharme con un poquito de más frecuencia, ese es un aspecto de mi vida que de un tiempo hacía acá está muy descuidado, debo propender por ser una persona más integral.

miércoles, agosto 25, 2010

Todos vamos a resucitar.

Nunca voy a misa, solamente algunos sacramentos: muertos, matrimonios, bautizos. En general voy con gusto, a los matrimonios normalmente voy "obligado" pero tranquilo pensando en el trago y la comida. A misas de muertos solamente voy si me da la gana, si estoy en la misa del muerto casi nunca es por compromiso.

En la misa lo que hago siempre es poner atención a la ceremonia, pongo atención a la lectura y a las cosas que va haciendo el cura, esas cosas que me dijeron que se llaman "el simbolismo". Me gusta cuando el cura explica que significa cada una de sus acciones y también explica el papel de lo que hay en la iglesia para ese día, por ejemplo en el matrimonio sé que los invitados cumplen la función de "testigos" esa función tiene la esperanza de que los contrayentes se sientan bien mal si se maman: ahí están los testigos y ellos los vieron jurar. Digo eso para dar un ejemplo de lo que yo entiendo por "el simbolismo", que para el caso es el significado de las cosas que hay en la ejecución de esos sacramentos. Y aunque pongo mucha atención a los dos días se me olvida lo que aprendí, no importa a cuantos matrimonios o bautizos haya ido, me acuerdo de muy poquito.

La ultima fue por un muerto, el cura no explicaba casi, era nada más lo que uno pudiera entender de la lectura, yo oía y oía con atención, solamente lograba captar ideas inconexas e incompletas, por ejemplo el cura dijo que Jesus se murió para ir a prepararnos el cielo para cuando los demás vayamos. También me acuerdo que el cura dijo que si uno se moría "en debilidad" con seguridad resucitaría, pero que eso era con toda seguridad. Y así, oí toda la misa y mi conclusión fue que el sentido de esa ceremonia es decirle a los familiares que no se preocupen, que el muerto va a resucitar, lo dice de mil maneras, el cura dice que es muy útil la debilidad pero también aclara que no es un requisito indispensable.

Eso fue lo que entendí, pero yo en algunos textos dudo muchísimo de mi capacidad de leer, y ahí estaba mi conocida buena suerte que hizo que en la misa estuviera un conocido que es antropologo y es muy inteligente, yo le pregunté "oí, ¿cierto que todo esto se trata de resucitar?", me dijo que si, que con toda seguridad, el ni siquiera dijo "yo creo", el dijo "si, ese es el simbolismo", esa explicación de juan es lo que me tiene repitiendo esa palabra todo el día desde ese entierro, es una buena palabra en todo caso. Yo le dije a Juan que yo no necesitaba resurrección, que no se me hacia necesaria, que no me importaba, Juan me dijo que pues si, pero que el creía que del portafolio de servicios de la iglesia la parte de esa promesa era muy usada por la gente, juan me dijo que el creía (ahí si creyendo y no estando seguro) que mucha gente va a misa es pensando en la otra vida, que sin la promesa de otra vida la gente no iría a misa, esa es la conjetura de Juan.

Y pues si, la resurrección existe es para la gente. Que si hombre, que si, que todos vamos a resucitar.

domingo, agosto 15, 2010

Reivindicación de la tontería.

Algunas veces releyendo blogs veo entradas muy tesas de gente, releo la entrada y veo ahí abajo mis comentarios, algunas veces mi comentario es tan discordante con la tesura de la entrada que por un minuto me arrepiento y pienso que hijueputa yo por qué tenía que hablar babosadas en esa entrada tan tesa, pienso algo así como que las bobadas le quitan valor a la entrada. Pero no, porque por otro lado me gusta eso, la mezcla de lo teso y lo tonto, es que no se me ocurre nada que no pueda estar acompañado de alguien diciendo sus bobadas.

Por ese camino llegué a pensar que la bobada en los comentarios no solo no le quita valor a las entradas, sino que por el contrario le agrega valor. Estoy hablando mierda, yo sé.

Pero obvio que existe lo teso y lo bobo, eso está claro, y prefiero pasar mucho más tiempo leyendo cosas tesas, pero me parece bacano después de leer el articulo o la entrada bien hecha ver ahí abajo las bobadas de la gente opinando, algunas veces diciendo insensateces que no entienden el texto, algunas veces simples burlas o insultos fáciles. Gente hablando.

Es que por otro lado a mi me gusta la literatura que no es literatura (pero no editada en libros), me gusta leer los letreros que escriben en los baños, me gusta mucho como son de concretos los escritores de baños, es la misma literatura que se encuentra en algunos escritores de comentarios de fotos en facebook. Por ejemplo en la foto de una finca de un compañero del colegio una muchacha puso: "como olvidar esa arboleda que trae muchos recuerdos .tqm", eso me pareció una evocación muy tesa, uno ahí mismo se imagina un monton de recuerdos. De la literatura de baños me gusta el dialogo, que un man escribe y otro man abajo lo regaña o lo anima y después otro y asi, pero todos los mensajes en un estilo de redacción que me parece muy bacano, llenos de signos de admiración o con una tipografia que claramente quiere hacer parte del mensaje, un man escribe en letras grandes algo, otros escriben en letra pequeña. ¿será que los encargados de limpiar los muros de los baños algunas veces lo piensan dos veces antes de borrar un letrero? Que alguno les parezca tan útil o tan sentido que ellos piensen "vida hijueputa, éste le puede servir a alguien y yo lo tengo que borrar". (de los escritores de baños lo que menos me gusta es el existencial, pero es por un prejuicio, que pienso que los escritores existenciales de baños son clichesudos, trataré de leerlos sin prevenciones, los que más me gustan son las diatribas cortas como "tal es una perra este es el teléfono")

(además me gusta imaginarme al autor escribiendo su mensaje en el baño, me lo imagino resuelto, que tal vez lo escriba con risa o tal vez con indignación, pero decidido a expresar lo que piensa, ¿alguien habrá escrito en un baño que tal es una perra mientras lloraba desconsolado?)

martes, abril 13, 2010

La semana D.

Estoy acá en mi escritorio con un mapa, haciendo mi plan estratégico para tomarme por asalto esta semana.

Esto es lo que tiene que pasar.

1. Que yo logre terminar el trabajo de David. Que David me pague inmediatamente tal y como prometió.

2. Que Luis Fernando me pague el jueves, a más tardar el viernes.

3. Que los estudiosos de los servicios publicos tengan razón, ellos han dicho que los servicios los cortan al quinto día hábil, espero que esos estudiosos sean muy serios.

4. Que Doña Marina la dueña de la casa no se empute mucho cuando le lleve la plata del arriendo el viernes, Doña Marina ha sido muy bacana conmigo, creo que ya le agote la paciencia pero yo espero que tenga una paciencia muy grande, de cualquier modo quedo agradecido con ella así me diga "juansito, yo he sido muy paciente, tu sabes que si, pero en todo caso con dolor en el alma te tengo que pedir la casa", si eso pasa, si ella dice esas palabras le dire "yo entiendo doña Marina, todo bien, deme dos meses para desocuparle". Que pesar esta casa como es de bacana, pero bueno.

Espero que todo salga bien. Por falta de plata llevo un año y medio siendo el muchacho más juicioso de toda america del sur (Gomez, 2010), espero que mi dios tenga en cuenta mi buen comportamiento al momento de ordenar los pagos en la oficina de david y en la oficina de luis fernando.

lunes, marzo 29, 2010

Tres mentes brillantes.

A sus 39 años Julio acaba de entrar (otra vez becado) a la universidad para ver si ahora al fin termina una carrera, el pasea sus muchísimos puntos en el icfes por todo Medellín, se mal gana la vida arreglando y vendiendo computadores, tuvo tres bares que no tuvieron éxito, y además, así como para complementar su hoja de vida: durante un par de meses administro el burdel de un tío de el en un pueblo. Cuando conversamos el me corrige con toda la razón cada 5 minutos haciéndome caer en cuenta de mis inconsistencias. Julio es un bacan de aquí a la puta mierda, conversar con el es estar al lado de una tesisima inteligencia que casi nunca almuerza. Vive en un barrio complicado, yo le pregunto cosas de su barrio, yo le dije que me contara una historia bacana del descontrol de la no presencia del estado, me dijo que una vez iba caminando (corriendo) a coger el bus y de un momento a otro quedó en medio de un problema territorial de tres pelaos francotiradores de las bandas que no arreglan los problemas dialogando, uno de ellos le dijo que se escondiera en un murito, Julio siempre tan enfocado le dijo que de ahí no se veía cuando pasara el bus, el francotirador no le vio mayores problemas a la visibilidad y le repitió que se escondiera, que el le avisaba cuando el bus viniera para que corriera y se montara, así se hizo. Como vive llevado del putas le sugerí aplicar a esos programas de familias en acción, una cosa de esas, me dijo: hermano, es que de esas listas es que sacan los falsos positivos. Esa base de datos para falsos positivos debe ser pura mierda, eso debe ser un mito (sub) urbano, pero bueno, eso dice el.

Julio tuvo todas las oportunidades, cuando estaba joven el entro becado a una universidad muy buena y costosa de Medellín, pero se salio a los 20 días que porque eso estaba lleno de puros "burgueses", a el le gustaba la muy cara idea de la revolución, esa idea para el si que fue cara. Cuando fue a cancelar la matricula en esa universidad casi que le rogaron que se quedara, el no atendió esos ruegos y se salio.

A Julio le gusta chicaniar, pero, ¿a quien no le gusta chicaniar? Ahora, a sus 39 años vive pensando en plata, somos el y yo, el hambre y la necesidad, hablando de negocios posibles, de planes para conseguir mucha plata, si las probabilidades son serias entonces se puede anticipar que dentro de 10 años vamos a estar sin billete y hablando las mismas guevonadas, es algo así como las probabilidades contra julio y juandaví.

Herrera es físico, en la revista circuit cellar hay un articulo de el. Una vez un amigo común que es empresario lo invito a cine, mi amigo empresario compro boletas para primera clase, el empresario me cuenta que a partir de ese día Herrera le dejo de hablar, el tal vez quiere una sociedad sin jerarquías. No sé que será de Herrera, la ultima vez que lo ví fue hace 6 años, el estaba en sudadera patinando reconcentrado y con cara de estar bravo a las 8 de la mañana por la cicloruta de Medellín.

Juan Pablo (el parcero del patinodromo) tiene un puesto muy alto en una empresa, además como una especie de hobby es dueño de una licorería, hace dos meses se quedo sin trabajadores y durante un par de semanas el atendió la licorera, el me decía que estaba feliz allá, que había aprendido muchas cosas, que estaba entendiendo la esencia del capitalismo. Uno de los resultados más importantes y útiles que he publicado en este blog (la ilusión óptica del guaro doble y el sencillo) fue a partir de un experimento que el hizo y que me comentó para que lo discutiéramos entre pares, yo en casi nada soy un par de el, pero en esa disciplina de la aguardientología si, yo hago parte de la comunidad de tomadores de aguardiente y el conoce mis credenciales en ese tema (no son muchas en todo caso, pero yo bien podía refrendar sus resultados). Cuando estuvo trabajando en la licorería era muy charro, porque el ponía la música y atendía en el mostrador y el se ponía ahí como a bailar en el espacio del que atiende, supongo que tratando de imitar (y tratando de burlarse a la vez) de las discotecas donde están esas especies de recreacionistas sugiriéndole y recordandole a la gente que están pasando muy bueno, las risas pregrabadas. Gracias a Juan Pablo conocí los libros de Ernesto Sabato y de Víctor Gaviria.

No creo que Julio se empute conmigo por esta entrada, espero que no.